Dinamarca se convierte en el primer país que no considera a la transexualidad una enfermedad

Dinamarca eliminó desde este 1 de enero a la transexualidad de la lista de enfermedades mentales que contempla el sistema de salud local, así lo confirmó el Ministerio de Salud de Copenhague, mismo que afirmó que con esta resolución Dinamarca se convirtió en el primer país en todo el mundo en no considerar a las personas transexuales y transgénero como enfermas mentales.

El anunció de este paso histórico se hizo en mayo de 2015 cuando todos los partidos del Parlamento  decidieron apoyar la modificación de las listas de enfermedades mentales para sacar a la transexualidad de ellas. El cambio fue programado para este enero como respuesta a la lentitud en el avance de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el tema de la despatologización de las personas trans..

“Por el momento, las personas transgénero permanecen en la lista de enfermedades mentales o problemas de comportamiento. Está increíblemente estigmatizado y no refleja la manera en la que vemos a las personas transgénero en Dinamarca. Debería ser un diagnóstico neutral”, señaló en ese entonces Flemming Moller Mortensen, vocero de Salud del Partido Social Demócrata de Dinamarca.

 “Es increíblemente discriminatorio colocar a las personas transgénero en un cajón de enfermedades mentales. Tiene muchas consecuencias, se les puede negar un seguro por tener ese diagnóstico”, declaró Sophie Lohnde, ministra de Salud de Dinamarca.

Dinamarca fue duramente criticada por grupos de derechos humanos debido a que poseía una legislación que establecía la esterilización forzada de las personas trans para obtener el reconocimiento legal de su identidad de género. No obstante, un fallo histórico hecho en 2014 permitió que las personas trans mayores de edad pudieran cambiar sus documentos legales para que concuerden con el género con el que se identifican.

“El cambio es simbólico, pero significativo. Es importante que las personas transgénero  no sean marcadas como enfermas mentales cuando no lo estamos”, expresó  Linda Thor Pedersen, integrante de la organización civil LGBT Danmark.

Además agregó: “Hemos estado ansiosos de que las palabras disforia, incongruencia, desorden o problema no cuentan más. Afortunadamente, el sistema de salud está de acuerdo con nosotros”.

Con información de ABC y Copenhague Post.

Autor entrada: Desastre

Noticias LGBTI (+) de México y el mundo. Hagamos comunidad. #QuieroDesastre