Los niños transgénero existen; este niño trans de 12 años te cuenta su historia

Luke, quien acaba de cumplir doce años, se sienta frente a una mesa en su casa y mira un álbum de fotos en el que aparecen los retratos de un bebé que usa vestidos y cabello largo. Mientras observa, señala las fotografías y las analiza con detalle. Esa pequeña niña no es su hermana, ni siquiera un familiar lejano, ese bebé es él, o mejor dicho era él. Esa imagen le pertenecía antes de transicionar y reconocerse como una persona transgénero.

“Me parece que no conozco a esta persona. No me gusta el pelo largo, yo sabía lo que quería, lo que quería era ser Lucas y eso es lo que soy ahora”, declaró el menor, en entrevista con 12 News.

Paula Charlebois, la madre de Luke, narra que cuando su hijo nació y fue asignado mujer nunca pensaron que fuera transgénero, sino que ante las primeras expresiones de género que no se adaptaban a los convencionalismos sociales, ella y su esposo supusieron que su hija sólo era una niña poco femenina.

“Una niña de 8 libras llamada Sheila Marie… así es como comenzó nuestro viaje con Luke”, comentó la mujer.

Con el tiempo, los padres de Luke notaron que los deseos de su hija de vestir de forma masculina, no respondían a una necesidad estética, sino a cuestiones de identidad. A tan sólo dos años de haber nacido, su madre comenzó a darse cuenta que su hija no se identificaba como mujer sino como hombre.

“Se puso a llorar, quería que le pusiéramos vestidos, se enojaba, se enojaba mucho. Decía no me gusta mi pelo. Nunca le había cortado el pelo, era hermoso y largo y de oro. Todos los días durante un año me pidió que le hiciéramos un mohicano”.

Su madre cedió y lo llevaron a un salón de belleza, la reacción de sorpresa por parte de quienes los atendieron no se hicieron esperar; no obstante, según narró su madre, al salir del establecimiento Luke se mostró más feliz que nunca, un estado en el que jamás había estado antes: “Fue difícil dejar ir a Sheila, pero con Luke hemos encontrado a un niño verdaderamente feliz”.

De acuerdo con su madre, cuando Luke ingresó al primer grado de la escuela primaria reconoció que era una persona transgénero, ese momento fue difícil para toda la familia debido a que Luke no podía comprender porque no podía ser un niño.

“Él nos decía: ¿Está Dios enojado conmigo? No me dio las piezas adecuadas ¿He hecho algo?. Finalmente acabamos por decirle que Dios no comete errores. Dios lo hizo, eso lo hace perfecto y no hay nada que arreglar”.

Impactados por la determinación de su hijo para ser reconocido como un hombre, los padres de Luke decidieron buscar a profesionales que les ayudaran a entender por lo que su hijo estaba pasando; de esta forma llegaron con Vinni Chulani, doctor del Hospital infantil de Phoenix. Con ayuda de este profesional, Luke inició su transición de género.

Actualmente, el joven se encuentra bajo apoyo psicológico que lo ayuda a sobrellevar su transición y los posibles actos de discriminación que pueda afrontar; asimismo, se encuentra bajo observación del doctor Chulani, con la intención de iniciar un tratamiento hormonal cuando sea pertinente.

Este niño de 12 años se mira así mismo como un activista orgulloso de ser trans que busca defender y visibilizar la existencia de los niños y niñas transgénero y transexuales. Luke espera que su historia pueda inspirar a otras personas a tomar valor y decidirse a reclamar su identidad de género; así como que impulse a que más gente se una a la lucha por el reconocimiento y el apoyo de quienes a diferencia de él no cuentan con el apoyo de sus padres por el simple hecho de ser trans.

“Si la gente te hace preguntas, respóndeles. Diles quién eres, lo que eres y cómo te gustaría ser llamado. No tengan miedo de defenderse”, compartió Luke.

Con información de 12News. Imagen tomada de Artemis Illustration.

Autor entrada: Desastre

Noticias LGBTI (+) de México y el mundo. Hagamos comunidad. #QuieroDesastre