Lesbianas se resisten a acudir al médico ante posible discriminación

Debido a los prejuicios de los que son objeto las mujeres lesbianas, bisexuales y trans (LBT), El Clóset de Sor Juana, una organización civil lésbico-feminista, emprendió una campaña que tiene por objetivo promover el derecho a la salud de estas mujeres y mitigar los actos de discriminación que son cometidos en su contra y que impiden el ejercicio de este derecho.

“Distintos estudios indican que estas mujeres no solemos asistir de manera regular a servicios de salud sexual. Los primeros motivos son la discriminación y la falta de conocimiento que las y los profesionales de la salud tienen sobre nuestras necesidades”, señaló Sinayini Ruiz Aguilar, coordinadora de Promoción de Derechos Humanos de El Clóset de Sor Juana, en entrevista para DESASTRE.

Además agregó: “Por otro lado debido a que los modelos de atención funcionan bajo una perspectiva heterosexual no nos convocan ni contribuyen a que nos apropiemos de ellos”.

Con la intención de involucrar a todos los entes gubernamentales que tienen la obligación de proveer los servicios de salud y que permiten que los derechos de las personas de la diversidad sexual se hagan valer, la organización se alió con el Instituto de la Mujeres de la Ciudad de México (Inmujeres) para emprender este proyecto, el cual tiene un gran énfasis en las redes sociales.

De acuerdo con la coordinadora de Promoción de Derechos Humanos de El Clóset de Sor Juana, para construir este y otros proyectos relacionados con la salud sexual de las mujeres LBT, la asociación  ha trabajado de la mano con funcionarios públicos, activistas, estudiantes y mujeres lesbianas, bisexuales y trans, y así conocer a profundidad la realidad que viven estas mujeres en este rubro.

“Existen una serie de falsas creencias entorno al tema. Por un lado está la perspectiva que tienen los servicios de salud, los cuáles invisibilizan, no ofrecen la información correcta y en muchos casos inclusive cometen actos de discriminación, tales como la negación del servicio. Lo anterior está asociado a prejuicios lesbo-bi y trans-fobicos”, lamentó Ruiz.

“Las mujeres lesbianas y bisexuales asisten menos a servicios preventivos de salud sexual, se perciben con menos riesgo de adquirir infecciones  de transmisión sexual  y reportan bajos índices de papanicolau y mastografía”, indicó.

Para El Clóset de Sor Juana, este tipo de campañas, en las que son representadas las mujeres LBT, son necesarias porque la falta de reconocimiento de las necesidades de esta población en materia de salud sexual las pone en situaciones de riesgo y vulnerabilidad, las cuales se convierten en la falta de diagnósticos oportunos de afecciones.

Dicha campaña, que recibió el nombre “Necesitamos Hacerlo”, está conformada por el cartel “Podemos hacerlo” y el video “La cita más importante”. Estos recursos buscan promover el autocuidado y hacer conciencia sobre la necesidad y la importancia de que las mujeres lesbianas, bisexuales y trans asistan a los servicios de salud. El proyecto fue presentado el pasado miércoles en el Museo del Mujer de la Ciudad de  México.

Autor entrada: David Olvera