Mujeres trans exigen la clausura de Central de Pizzas por discriminarlas

Un grupo de personas transgénero bloquearon de manera simbólica las instalaciones del restaurante Central de Pizzas, luego de que un empleado de la cadena se negara a atender a una mujer trans que acudió al establecimiento. El caso se dio a conocer a raíz de que en redes sociales se difundiera un video en el que la afectada exige ser atendida y no discriminada por los locatarios.

Ante el descontento ocasionado por hecho, mujeres transgénero se manifestaron a las afueras del local ubicado en la calle Astrónomos, en la colonia Escandón de la delegación Miguel Hidalgo. Con pancartas que decían “No a la transfobia”, “Clausuremos la pizzería”, “Basta de discriminación de género”, las asistentes exigieron a los administradores hacer frente a las acusaciones de las que son objeto.

“¡Clausura!, ¡Clausura!”, gritaban en coro las manifestantes, pues en el video que circuló en las redes sociales se ve a un hombre discutiendo con una mujer trans, quién exige que le explique por qué no la quiere atender.

“Hay una regla interna y no la voy a romper, yo lo que te estoy diciendo es que no lo voy a hacer, o sea pongan su denuncia”, le responde el sujeto.

La mujer, quien iba en compañía de un grupo de amigas hizo frente a este evidente acto de discriminación y grabó el video señalado.

“Si me vas a discriminar entonces retira la placa que tienes ahí y que dice que en este lugar no discriminan”, responde la mujer, quien en el vídeo informa al sujeto que lo denunciará ante el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, instancia que a través de su cuenta oficial de Twitter informó que ya había recibido la queja correspondiente y que se había abierto un expediente al respecto.

Diana Sanchez Barrios, una de las mujeres que asistieron a la clausura simbólica, señaló que las personas trans no darán marcha atrás en la lucha por el reconocimiento de sus derechos humanos; además, exigió que el establecimiento cese sus políticas de discriminación que excluyen a las personas por su identidad de género.

Además de pedir que la pizzería sea clausurada por discriminación, las manifestantes exigieron que los administradores emitan un posicionamiento, pidan disculpas y que sean acreedores a una sanción. Además solicitaron la presencia de Xochitl Gálvez Ruiz, jefa delegacional de Miguel Hidalgo, y la pronta intervención del Copred.

Después de un tiempo de protestar, uno de los administradores salió a hablar con las denunciantes y reconoció que la administración cometió un error; asimismo, informó que la persona que negó el servicio a las mujeres ya fue cesado de su puesto. Por su parte, las manifestantes exigieron respeto y señalaron que esperarán a que las instancias correspondientes tomen las decisiones pertinentes para sancionar al establecimiento.

“Reconocemos el error cometido en días pasados por nuestro ex−colaborador y expresamos la más amplia disposición, sensibilidad y respeto hacia la diversidad de preferencias sexuales de las personas y en especial de los clientes que nos favorecen en nuestras distintas Sucursales”, señaló el post en Facebook de la página de Central de Pizzas.

“Ofreciendo disculpas por los agravios causados con su actitud, asumiendo obviamente el compromiso de generar las acciones necesarias para que dicha circunstancia no vuelva a repetirse jamás”

La Ley de establecimientos mercantiles de la Ciudad de México señala que se debe “permitir el acceso a las instalaciones a todo usuario que lo solicite…  sin   discriminación  alguna,  salvo  los  casos  de  personas  en  evidente  estado  de  ebriedad,  bajo el influjo de estupefacientes o que porten armas”.

 

Autor entrada: David Olvera

  • BIEN.
    Scorched earth; ya, cero tolerancia a la intolerancia. Ese lugar debería ser vandalizado todo febrero, multado, cerrado.

    • KFC

      jajaja chinga tu madre pedazo de basura pides tolerancia promoviendo intolerancia que pendejazo

      • La intolerancia no se tolera; la falta de respeto no se respeta.
        Bajo tu pendejísimo razonamiento, debemos respetar a Osama Bin Laden y a Hitler.

  • Edvan

    para no poner en riesgo los empleos, mejor deberían de procesar y arrestar al imbécil que discriminó, y una multa al responsable del establecimiento.